martes, 3 de diciembre de 2013

El adiós de Mario Vargas Llosa

El pasado 2 de diciembre falleció en Madrid el escritor Mario Vargas Llosa (28 de marzo de 1936, Arequipa, Perú), uno de los novelistas y ensayistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX, que en el año 2010 había obtenido el Premio Nobel de Literatura, quizá el reconocimiento más importante a su trayectoria profesional.


Vargas Llosa nació en el seno de una familia de clase media. Sus padres se divorciaron al poco tiempo de nacer él. Vivió sus primeros años con su familia materna, que le hizo creer que su padre había muerto, pues no querían explicarle que sus padres se habían separado. Cuando tenía diez años reapareció su padre, con el que mantuvo siempre una relación muy conflictiva. El matrimonio se reconcilió y se trasladó a vivir a Lima. De los estudios de Vargas Llosa en la capital, cabe destacar su internado durante dos años en el colegio militar Leoncio Prado, experiencia que será determinante en su vida, pues allí leerá a algunos de los escritores que más le marcarán (Victor Hugo, Flaubert, Faulkner) y encontrará inspiración para la novela que le hará conocido internacionalmente, La ciudad y los perros (1962), con la que obtendrá el premio Biblioteca Breve. A los 19 años se casa con su tía política Julia Urquidi, diez años mayor que él, experiencia que novelará en La tía Julia y el escribidor (1977). El matrimonio acaba en divorcio nueve años después. Al poco se vuelve a casar con su prima Patricia Llosa, con la que tuvo tres hijos. Fue un escritor comprometido con los problemas sociales y políticos de su tiempo, lo que se refleja en sus novelas y en sus artículos de opinión. Fue candidato a la presidencia de Perú en el año 1990 y no dudó en expresar públicamente su rechazo al régimen cubano o su apoyo a partidos de corte liberal, como UPyD, en España.


Sus tres primeras novelas (la mencionada La ciudad y los perros, La casa verde -1966- y Conversación en la catedral -1969-) lo convirtieron en uno de los representantes principales del llamado Boom latinoamericano (junto a escritores de la talla de Borges, Rulfo, Carpentier, Octavio Paz, Onetti, Cortázar, Donoso, García Márquez, Cabrera Infante y otros). De la extensa obra posterior (en la que predomina la novela y el ensayo, con incursiones en el teatro y en el periodismo) de este trabajador infatigable, que llegó a simultanear siete trabajos durante su primer matrimonio, se cuentan títulos tan fundamentales de la literatura mundial del siglo XX como Pantaleón y las visitadoras (1973), La guerra del fin del mundo (1981), Elogio de la madrastra (1988) o La fiesta del chivo (2000).

Obtuvo a lo largo de su vida los reconocimientos más prestigiosos: premio Biblioteca Breve 1962 (por La ciudad y los perros), premio Rómulo Gallegos 1967 (por La casa verde), premio Príncipe de Asturias 1986, premio Planeta 1993 (por Lituma en los Andes), premio Cervantes 1994, premio Nobel de Literatura 2010. Fue miembro de la Academia Peruana de la Lengua desde 1977 y de la Real Academia Espa￱ola desde 1994. Se le concedieron numerosos doctorados honoris causa, la Legi￳n de Honor francesa en 1985 y el marquesado de Vargas Llosa por el rey Juan Carlos I en 2011.





*Este es un obituario ficticio realizado como práctica para la asignatura de Periodismo Especializado en Ciencia y Cultura*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada